Brenda Escobar

Zihuatanejo

Los representantes legales de la empresa Los Médanos Ixtapa SA de CV, Xavier Olea Peláez y Alexandro Olea Trueheart, rechazaron los señalamientos contra sus clientes hechos por el abogado Dorian Niño Gallegos, defensor de los 18 copropietarios de la pequeña propiedad Las Salinas Viejas, que están denunciados por el delito de despojo en agravio de dichos inversionistas.
Este viernes, apelando a su derecho de réplica, los abogados del despacho jurídico Olea & Olea Abogados, manifestaron que los inversionistas asociados en la empresa Los Médanos compraron las tierras con vocación turística en 2007 a los sucesores del verdadero propietario Roberto Rodríguez Mercado.
“Hay una fe de hechos donde le entregan la posesión a la empresa. En esa fe de hechos, que es ante un fedatario público, se acredita que no hay nadie dentro del predio y allí le entregan la posesión los vendedores. A partir de ese momento la empresa empieza a hacer trabajos técnicos”, indicó.
Alexandro Olea explicó que los inversionistas contrataron cuidadores para las tierras y que en diciembre de 2009, cuando éstos dejaron su trabajo para ir a pasar las fiestas con sus familias y al regresar los campesinos –que se dicen los dueños de 161 hectáreas compradas por los inversionistas–, les impidieron el paso.
Por esa razón, en abril de 2010 se interpuso la denuncia penal por despojo contra 28 campesinos –los 18 copropietarios más otros 11 familiares que presuntamente participaron en la acción–, “los reciben con machetes, con armas y los amenazan, a partir de esa fecha la empresa no ha podido entrar”.
El abogado aseguró que como representantes legales acreditaron con documentos ante la autoridad la legal propiedad de esas tierras, “el delito de despojo tutela la posesión, no la propiedad, si se dilucida por las vías civiles quién es el propietario y quién no, no importa, aquí se acreditó que a partir de 2007 la empresa era la poseedora”.
Agregó que en julio de 2011, la averiguación previa es consignada al Juzgado Primero Penal de Primera Instancia en el Distrito de Azueta; “este abogado Dorian dice que tenemos influencias en este estado y que los utilizamos para lograr esto, pero si fuera así las hubiéramos utilizado, no nos hubiéramos tardado un año y tres meses en integrar la averiguación previa”.
Dijo que el juez que lleva el caso les negó la orden de aprehensión, por lo que se apeló al Ministerio Público adscrito a los juzgados; “nosotros hacemos los agravios del Ministerio Público y la sala penal se tarda cinco meses en resolver, es hasta el 7 de diciembre de 2011, tampoco tenemos influencias porque si hubiéramos tenido influencias se hubiera resuelto en un mes y la sala le dice al juez que sí hay despojo, que sí hay probable responsable y libra la sala la orden de aprehensión, no el juez”.
El abogado Xavier Olea atribuyó la negativa del juez de dar la orden de aprehensión “seguramente por influencias de Dorian, que debe de ser su amigo el juez, entonces la libra porque creemos esa circunstancia. No valoró nada el juez y la resolución de la sala es de 200 hojas y le pega al juez y le dice que se ponga a estudiar, que sí hay delito y que existe la presunta responsabilidad de los 17 y más los 10, 11 del otro lado, son 28 probables responsables”.
Reclamó que ha sido señalado por el abogado de los campesinos de usar influencias para detenerlos y encarcelarlos, pero que en contraparte “que explique el propio Dorian cómo se enteraron de que existe la orden de aprehensión que dio la segunda sala, porqué se amparan cuatro o cinco días después, entonces ellos sí tienen influencias”.
Xavier Olea habló también del motivo por el que el amparo que tienen los campesinos no fue efectivo.
Explicó que una vez que el abogado de ellos se enteró de la orden de aprehensión acudieron al Juzgado Octavo de Distrito en Guerrero para obtener un amparo, el que les fue otorgado con la condición de depositar 30 mil pesos cada uno de los 28 campesinos y además presentarse a comparecer ante el juez responsable en Zihuatanejo dentro de los siguientes tres días para que rindieran su declaración preparatoria, “con el apercibimiento de que de no hacerlo, dejará de surtir efecto la suspensión”.
“En virtud de eso, la segunda sala, el juez, la policía ministerial podían ejecutar esas órdenes de aprehensión, lo que se llevó a cabo el 3 de enero a la 1 de la tarde contra Bulfrano Chamú Suárez”, señaló.
Alexandro Olea manifestó que ese día, el abogado de los campesinos llegó a las instalaciones de la Policía Investigadora Ministerial con la copia certificada del amparo, “y mediante engaños, a sabiendas de que no habían cubierto las obligaciones que impuso el juez de Distrito engaña al comandante y lo dejan en libertad, y cuando el comandante decide hablar al juzgado de Distrito y habla con la secretaria del Juzgado de Distrito que emitió esta suspensión, Lorena Morales Saldierna, cuando el comandante se está comunicando, Dorian saca a Bulfrano y es evasión de preso el delito”.
Añadió Xavier Olea que debido a eso se denunció a Dorian Niño Gallegos por el delito de evasión de preso, mientras que los policías ministeriales buscaban a Bulfrano Chamú y al resto de los denunciados, fue así que lograron detener a Audel González Torres y Fernando Farfán Bravo, actualmente presos en la cárcel de Zihuatanejo.
“En ese lapso se volvió a presentar Dorian pretendiendo hacer lo mismo y le dice el comandante: no me vas a volver a engañar, ya hablé al juzgado y la suspensión dejó de surtir efectos y tú lo sabías”, y se sale Dorian y se consignan al juez y el juez ratifica la suspensión y se inicia el proceso”.
Indicó que el abogado de los campesinos pidió la ampliación del plazo constitucional –que se vence el lunes– para ofrecer pruebas, pero que hasta el momento no han aportado ni una sola: “el juez tiene que dictar auto de formal prisión de acuerdo con lo que la sala, que es su superior jerárquico le señaló en la orden de aprehensión, es decir que existe la conducta y que son presuntos responsables”.
“Otra cosa estos hombres y todos los demás le entregaron a Dorian 100 mil pesos para que pagara las garantías pero no los pagó, ese hecho lo evidencian Fernando Farfán, Audel González y sus familiares porque al momento en que son trasladados y puestos a disposición del juez le señalan eso.
Xavier Olea insistió en que “quien engaña es él y sigue pretendiendo engañar”, y cita entonces que el Juzgado Octavo de Distrito publicó la solicitud de Niño Gallegos de la disminución de la garantía: “el juez dictó que no puede, que no rebaja la garantía a Bulfrano, esto quiere decir que no se pagó la garantía porque si la hubieran pagado no hubieran solicitado la reducción (…) Dorian está engañando a la opinión pública y a sus clientes”.
Más adelante los dos abogados hablaron sobre los señalamientos de presunta corrupción entre la empresa Los Médanos Ixtapa y el presidente municipal de Zihuatanejo, Alejandro Bravo Abarca, en el sentido de que recibió la cantidad de 6 millones 200 mil pesos para que autorizara el cambio de uso de suelo, como lo denunció el campesino Santos Rumbo Hernández.
Xavier Olea aseguró que sus clientes solicitaron el cambio de uso de suelo “conforme a derecho y se los autorizaron; la cantidad de dinero que señalan ellos no es cierta porque nunca se entregó dinero al alcalde o a otro funcionario, sino que se pagaron los derechos al municipio, son impuestos, entonces que tampoco pretendan engañar a la opinión pública, Médanos pagó esa cantidad y está documentada con recibos oficiales del municipio”.
Y mostró los recibos CU118031 con fecha 6 de enero de 2011, a nombre de Los Médanos Ixtapa SA de CV, por la cantidad de 3 millones 246 mil 503 pesos; y el recibo CU083144 con fecha dos de febrero de 2010, por 3 millones 246 mil 502 pesos.
“Lo único que se pidió fue un plazo respecto del primer pago, son los 6 millones que señalan los probables responsables, ahora a sabiendas de ello vuelve a engañar porque también tiene influencias en el municipio, tan es así que el defensor de ellos es el cuñado del presidente municipal y quien es quien nos denuncia a nosotros por privación ilegal de la libertad”, concluyó.

About these ads

Los comentarios están cerrados.